≡ Menu

Significado del arcano V del Tarot: El Sumo Sacerdote

Arcano 5. El Papa

El Sumo Sacerdote, tam­bién llamado «el Papa» en el Tarot de Mar­sella, quinto arcano mayor del Tarot, está separado de la Gran Sacerdotisa  por la Emperatriz y el Emperador . La Gran Sacerdotisa y la Emperatriz, potencias femeninas, vestían de azul sobre rojo; el Sumo Sacerdote como el Emperador viste de rojo sobre azul; envuelve con una capa roja bordada de amarillo su vestido azul. Sus mangas son blancas, pues sus brazos guardan la pureza; su mano izquierda, en­guantada de amarillo y marcada con una cruz, sostiene el asta de una cruz papal de tres travesaños, que simboliza la potencia creadora a través de los tres mundos, divino, intelectual y físico . De lo ternario se engendra un septenario formado por las ter­minaciones redondeadas de los travesaños y la cima de la cruz. Ahora bien, siete es el número de la armonía, también el de las se­gundas causas que rigen el mundo; esas cau­sas corresponden a las influencias planeta­rias o a las siete notas de la gama.

El Sumo Sacerdote está sentado entre dos columnas azules, que evocan las del templo de Salomón; su mano derecha bendi­ce a dos personajes tonsurados, que están a cada lado en la parte inferior de la lámina. Uno, vestido de rojo, lleva estola amarilla; su mano izquierda está levantada, mientras que el otro, cubierto con un manto amarillo con capuchón rojo y un sombrero azul, baja la mano derecha con gesto exactamente in­verso. Uno es activo, el otro pasivo, abando­nado a la humildad que le hace recibir de lo alto la doctrina tradicional y dogmática, mientras que el primero se esfuerza en di­fundirla. Así, tras el Emperador que afirma simplemente su fuerza activa, el Sumo Sacerdote, comunica su saber. Ya no necesi­ta el libro, que está abierto sobre las rodillas de la Gran Sacerdotisa; símbolo del que sabe, él transmite su conocimiento; quinto arcano del Tarot, lleva la cifra del hombre, considerado como mediador entre Dios y el universo. Desde su posición superior, dice a los discípulos: Id y enseñad a todas las na­ciones.

El Sumo Sacerdote, el Papa o el Maestro de los Arcanos, se remplaza a me­nudo, en el Tarot belga, por Baco. Repre­senta la causa que conduce al hombre por el camino del progreso predestinado; el deber, la moralidad y la conciencia ; el poder moral y la responsabilidad conferidos al hombre. Corresponde en astrología a la quinta casa horoscópica.

Con él se termina el primer grupo de los arcanos del Tarot, el que pone al sujeto (el Juglar) frente al objeto múltiple de los cono­cimientos, que simbolizan las cuatro poten­cias investidas de funciones, sean laicas o religiosas. Después de adquirirlos el hombre debe tomar una primera opción personal: esa será la del  Enamorado.

Vease:

Tarot Teléfonico Bueno y Serio